Prueba UTV - Can-am Commander 1000 Limited 

El súmmum de la exclusividad

La llegada del Commander la pasada temporada supuso un auténtico revulsivo en el mundo de los UTV: Por potencia, prestaciones y versatilidad se convirtió en una de las referencias. No obstante, sólo comercializaron una única versión fuera de Norteamérica. Por suerte, en 2012, llegarán casi todos los modelos como es el caso de nuestro protagonista: el nuevo Limited.

02.06.2011 | 20:18
El súmmum de la exclusividad
El súmmum de la exclusividad

Los UTV están evolucionando mucho últimamente, de tal manera, que cada vez se parecen más a pequeños todoterreno por potencia, prestaciones, equipamiento y capacidades dinámicas. Prueba de ello es este nuevo producto de la firma canadiense, nacido para los clientes más exigentes y que demandan algo exclusivo.

Eso sí, al alcance de pocos. Puedes considerarlo un capricho, un UTV de puro ocio, pero te aseguramos que podría ser un vehículo casi definitivo para muchos. Tan sólo le faltaría una buena calefacción y un aire acondicionado para que su uso diario fuese una realidad.
 
Decimos esto porque su potente mecánica de 85 CV, bicilíndrica en V, con casi 1.000 cc, cambio automático, reductora, acelerador electrónico, depósito de combustible de
 
38 litros y toda una serie más amplia de características técnicas y funcionales, permiten aventurarnos en cualquier misión.
 
Exclusividad
 
La base de este Commander Limited es un XT del que toma su cabrestante delantero, las llantas de 14", el volante deportivo, la instrumentación analógica/digital, los pasos de rueda ensanchados y las barras de protección delanteras.
 
Además, aumenta su carácter exclusivo con una serie de elementos como llantas con diferente tonalidad, techo de dos piezas, red trasera, asientos bordados bitono y parabrisas delantero medio.
 
Pero la firma canadiense va un paso más allá y no se olvida de pequeños toques llamativos como el sistema de sonido con cuatro altavoces -compatible con iPhone/iPod y controlable desde una pantalla en la consola central-, un navegador táctil Garmin y, como colofón, unas suspensiones Fox Racing Shox HPG con control de aire mediante compresor.
 
Can-Am Commander 1000 Limited
25.000* t             2 plazas
Más       - Equipamiento.
- Comportamiento.
- Suspensiones regulables.
Menos - Diferencial delantero Visco Lok.
- Precio.
Sentados como en casa
 
Llega el momento de sentarse en sus grandes y cómodos asientos deportivos que se adaptan a nuestro cuerpo de manera increíble, como si nos rodearan por completo.
 
Además, son regulables en longitud, lo mismo que el volante -pero este en inclinación y altura-, permitiendo una postura casi perfecta y con todo al alcance: Botones, mandos, selector de marchas y pedales, todo queda perfectamente ubicado para su uso.
 
Cuando miras hacia adelante, te das cuenta de que algo ha cambiado. La visión es diferente debido al parabrisas. Y, si miras hacia arriba, descubres que el techo ofrece ese extra de protección tanto para las inclemencias meteorológicas como para el sol.
 
¿Dónde conecto el iPod? Ah, en un cable dentro de la guantera situada en el lado del copiloto. Selecciono mi canción favorita y suena excelente a través de los cuatro altavoces. ¿Tenemos el destino elegido o vamos a la aventura?
 
No importa porque su navegador a color permite seleccionar la ruta incluso con los guantes puestos. Además de ver el recorrido, una de sus funciones es la de transformarse en una brújula, muy útil en recorridos a la aventura...
 
Detalles de categoría
 
Sin duda, el súmmum del conjunto es la suspensión regulable desde la consola central. Básicamente, el sistema funciona mediante un compresor que toma aire o lo suelta en función de las necesidades.
 
Con ello se pueden tener más cargados o menos los amortiguadores Fox en seis niveles diferentes y con una variación de la altura de unos 250 mm entre la primera y la última.
 
Por tanto, no hay problema con la carga ni las condiciones de la pista, y menos con la fatiga de los amortiguadores...
 
Lo más curioso son los dos modos de regulación disponibles: Automático y Manual. El primero de ellos no significa que el sistema actúe automáticamente mientras rodamos, sino la posibilidad de regular los cuatro amortiguadores a la vez en sus diferentes cargas.
 
En el modo Manual se pueden regular el tren delantero y el trasero de manera independiente, pero la combinación de botones cambia ligeramente.
 
En el cuadro de relojes existe uno que pone "S" y, si lo dejas pulsado unos segundos, accedes al menú del modo Manual de la suspensión. Ya puedes jugar con diferentes tarados para el tren delantero y el trasero. Mientras en la pantalla aparezca la palabra "front", sólo tienes que apretar el botón + ó - de la consola central para que los amortiguadores delanteros varíen su carga.
 
Para regular los de la parte trasera debes presionar sobre el botón "override" -que también permite deslimitar el régimen de revoluciones en marcha atrás- y en la pantalla aparece la palabra "rear". Ahora actúas sobre la carga de los amortiguadores traseros pulsando, de nuevo, el botón + ó -.
 
Muy diferente
 
El iPod con nuestra música, el GPS con el recorrido seleccionado, las suspensiones listas. Empieza nuestra ruta y pronto empezamos a notar las diferencias con respecto al único modelo del Commander que se ha vendido en nuestro país hasta ahora, el 1000 XT.
 
Lo primero es la sensación de seguridad. Parece una tontería pero el parabrisas, un techo y la red trasera, crean un ambiente parecido al de circular en un coche, evidentemente, sin puertas. La mecánica no ha sufrido variaciones y el empuje de sus 85 CV sigue siendo contundente y muy lineal.
 
El acelerador electrónico juega un papel importante, hay que acostumbrarse a que éste dé la orden al sistema para aplicar todo el potencial ya que en el momento que detecta un pico de revoluciones -por ejemplo, un pequeño salto- o cualquier otra circunstancia no programada, corta ligeramente el encendido.
 
No obstante, es un detalle que va pasando desapercibido a medida que se recorren más kilómetros a sus mandos. Y estos kilómetros pasan como si nada. Ya sea en propulsión trasera o con el 4x4 conectado, el comportamiento dinámico es increíble. Se nota muchísimo el trabajo de las suspensiones.
 
No es por desmerecer las que equipa el XT, pero estas son la "leche". Te permiten unos apoyos al límite increíbles, sin titubeos ni rebotes. Da igual que vayas con el modo Automático o con el Manual y con un reparto de niveles 1-6 ó 6-1, el Commander Limited sigue tus indicaciones al milímetro.
 
Quizá el Visco Lok o bloqueo automático del diferencial delantero resta algo de efectividad motriz -como ya hemos comentado en otras ocasiones-, pero el resto cumple con una nota de sobresaliente. La dirección parece ahora incluso más efectiva y los balanceos están minimizados, algo sin duda de agradecer en vehículos de este tipo.
 
Resumiendo
 
Tener un vehículo como el Commader Limited en el garaje de tu casa es un auténtico privilegio. ¿Necesitas espacio de carga? No te preocupes, su caja trasera con dos niveles te permitirá transportar una gran cantidad de kilos de lo que quieras.
 
Además, podrás llevarlos a donde quieras gracias a su autonomía, su comodidad y un motor que parece interminable. Aún no sabemos el precio oficial, aunque viendo las diferencias que mantienen este Limited y el XT en Nortamérica, lo más probable es que esté en torno a los 25.000 euros. La exclusividad se paga.
 
 
 
Gracias a las exclusivas suspensiones, su comportamiento es impecable en todo tipo de terrenos.
 
Además, el balanceo de la carrocería se minimiza con la utilización de estabilizadoras tanto en el tren delantero como en el trasero.
 
Por prestaciones y versatilidad el Commander Limited es uno de los vehículos más atractivos del momento. Eso sí, para ello habrá que desembolsar una buena cantidad de euros.
 
La exclusividad tiene un precio y el Commander Limited lo es y lo vale
La gama: 800/1000- XT/X y LTD
 
Hasta seis combinaciones diferentes podemos encontrar en la gama 2012 del Commander. Su motorización básica es de 800 cc y está disponible en versión estándar y XT. Esta última añade cabestrante delantero, llantas de 14" -en vez de 12"-, volante forrado en cuero, cuadro de información analógico/digital y otros pequeños detalles.
 
La segunda motorización del Commander equipa un motor de 1.000 cc y 85 CV y sirve de base para el resto de sus variantes. Y es que, el 1000 se presenta en versión estándar, XT, X -el más deportivo con neumáticos distintos, estabilizadora delantera y más colorido- y nuestro protagonista de hoy.
 
Pequeñas diferencias...Cada una de las opciones disponibles, tanto mecánicas como de terminación, están enfocadas a un tipo de cliente diverso. Destaca el denominado Pack X, ya presentado en 2010.
 
Dos 800 Y Cuatro 1000...La gama 2012 está compuesta por dos modelos de 800 cc -básico y XT- y cuatro con la mecánica de 1.000 cc -básico, XT, X y Limited-.
 
Rivales
Arctic Cat WildCat 1000 95 CV
 
Ha sido el último en llegar y viene con la misma fuerza que su potente mecánica con 95 CV procedente del Prowler 1000 XTZ.
 
Su configuración mecánica y de suspensiones le confieren unas características muy deportivas donde la concesión a las labores de trabajo quedan casi abandondas por completo.
 
El Wildcat de Arctic Cat es, sin duda, uno de los principales rivales con los que Can-Am tendrá que enfrentarse en la próxima temporada 2012. Llegará a los concesionarios de la marca en el primer trimestre del próximo año, aunque esperamos tenerlo en nuestras manos un poco antes.
 
Polaris xp 900 88 CV
 
El XP 900 es el RZR más potente hasta la fecha. Con 88 CV se convirtió en la referencia entre los UTV más deportivos.
 
El trabajo tanto mecánico como de suspensiones, a partir del RZR 800, supuso un paso adelante en prestaciones y efectividad.
 
Como en el Arctic Cat , dispone ahora de dirección asistida eléctrica EPS ya estrenada en otros modelos de la gama en 2011. Por configuración está más enfocado a un uso deportivo que el Commander, la caja trasera de carga es más reducida y no puede abatirse.
 
RBS OBey Sport 850 71CV
 
Diseñado y fabricado en España. Así es el RBS Obey Sport 850, uno de los modelos más deportivos de la gama Obey.
 
Destaca por el empleo de una mecánica de origen Piaggio, suspensiones puestas a punto por expertos como Pep Vila -piloto del Dakar en la categoría de camiones-, y un comportamiento a la altura de los modelos norteamericanos.
 
Existen diferentes niveles de equipamiento en función de las necesidades y el uso, aunque los más deportivos son este Sport, el Raid y el Raid R preparado para competición.
 

Ficha Técnica
Commander 1000 ltd
Motor 4T, 2 cil. en V, SOHC
Distribución 91 x 75 mm
Refrigeración Líquida
Cilindrada 976 cc
Alimentación Inyección Siemens
Potencia máxima 20,4 CV (EU)/ 85 CV (US)
Transmisión Tracción 4x2 / 4x4 (Cardan)
Tracción Integral desconectable. Diferencial Visco Lok delantero.
Caja de Cambios Automático CVT con marcha atrás y reductora
Bloqueo diferencial Delantero
Suspensión delantera Trapecios superpuestos Amortiguadores Fox
Suspensión delantera Brazos tirados con barra estabilizadora desconectable Amortiguadores Fox
Recorrido del/tras Variable mediante compresor/Selector manual
Frenos 2/1 disco ventilados
Largo / ancho / alto 3.004 x 1.489 x 1.829mm
Distancia entre ejes 1.925 mm
Depósito de combustible 37,8 l.
Peso en vacío 587 kg
Neumático Ant. 27 x 9-14 Maxxis
Neumático Post. 27 x 11-14 Maxxis
Fabricante BRP
Disponibilidad Octubre-Noviembre 2011
Homologación CE
Precio 25.000 t aprox.(Estimado)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LOCALIZACIÓN  
Quad&jet.com es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de quad&jet.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Otros medios del grupo: Luike | Autofácil | Fórmulamoto Datos Editorial | Política de Privacidad | Aviso legal