Polaris RZR 4 Robby Gordon 2010. En busca de tres amigos

Una de las transformaciones más populares en EE.UU. sobre los UTV más deportivos consiste en  retirar su caja de carga trasera y añadir unos asientos supletorios con los que poder llevar dos acompañantes más.

09.09.2010 | 12:45
Polaris RZR 4 Robby Gordon 2010. En busca de tres amigos
Polaris RZR 4 Robby Gordon 2010. En busca de tres amigos

Los Rhinos, Teryx y algunos modelos de Polaris, se customizan para alcanzar las cuatro plazas, vamos, como si fueran un mítico Jeep. No obstante, esta transformación es algo peligrosa porque los ocupantes de las plazas traseras van sentados por detrás del eje, con el consiguiente desequilibrio general.

Aquí Polaris ha vuelto a adelantarse a sus competidores. Aunque ya dipone en su catálogo de modelos como el Ranger Crew para seis ocupantes, con el RZR-4 han dado en el clavo ofreciendo un verdadero deportivo específico para tal fin y más accesible por precio que los famosos Sand Rail o Dual Sport, modelos de gran potencia y utilizados en las zonas de dunas allí, en Glamis, donde un tal Robby Gordon se lo pasa a lo grande con sus amigos. ¿Que quién es ese tipo? Pues, sencillamente, uno de los pilotos norteamericanos más espectaculares en la actualidad, sin dejar de lado al famoso Ken Block, por supuesto. Robby es conocido por su participación en la NASCAR y, sobre todo, por llevar unos años corriendo el Dakar con un descomunal Hummer tubular de tracción trasera.



Robby Gordon Edition

En la última edición 2010 del mítico Rally, disputada en Argentina y Chile, sorprendía ver cómo uno de sus patrocinadores era Polaris  y es que detrás de todo ello estaba el trabajo de desarrollo del RZR4 que lleva su nombre. El piloto norteamericano ha participado directamente en el diseño de esta versión especial y se nota desde el principio lo ya esperado. Sin duda, un valor añadido para uno de los vehículos más atractivos y populares de los últimos tiempos en cuanto a ventas.A los mandos

Uno de los puntos que más sorprenden de su diseño es la colocación de las plazas traseras, algo más elevadas que la delanteras para mejorar la visión de los ocupantes y ofrecer, además, un mejor espacio para las piernas. A esto se le llama posición -estadio- y para aumentar la seguridad se ha incorporado, además de los cinturones de tres puntos y mallas de seguridad, una barra de protección en todo lo ancho para poder agarrarse. Como detalle curioso, los asientos son totalmente intercambiables. En total son sesenta centímetros más largos que el RZR-S y unos veinte en altura.




Desde la posición del piloto casi nada o nada ha cambiado con respecto al RZR-S, modelo del que se toma la base mecánica ya conocida de 760 cc, inyección y que ofrece 55 CV de potencia. Evidentemente, el peso ha aumentado situándose cerca de 570 kg y, por ello, pierde algo en prestaciones. Como dato reseñable, la aceleración de 0 a 60 km/h pasa de 3,9 seg del RZR-S a 4,5 seg en este nuevo modelo. La velocidad máxima se sitúa en los 98 km/h. A pesar de ello, el nuevo RZR-4 mantiene la agilidad hasta ahora conocida e incluso la reacciones son más previsibles, en gran parte por su batalla más larga. Quizá le cuesta algo más ganar velocidad, pero a sus mandos poco se nota si no viajamos con acompañantes, aunque claro, lo divertido es ir en compañía, su verdadero sentido.
 



Más largo, más plazas y algo muy importante, más altura libre, lo que permite sortear los obstáculos con total tranquilidad. Tan sólo a tope de carga y en subidas muy inclinadas llegaremos a tocar con los bajos al coronar la pendiente. Ése es uno de los puntos fuertes de este modelo, la capacidad de tracción. Hacia adelante o hacia atrás, puede con todo, la diversión está asegurada y con total seguridad.

El único pero

Está claro que la exclusividad tiene un precio y, si bien es cierto que con el RZR-4 podrás llevar a tu familia o amig@s, los cerca de 20.000-euros que cuesta, seguro que te hacen pensar en ahorrar un poco más para comprarte este llamativo y poderoso Ranger.

Capó delantero. Aunque está fabricado en plástico, su aspecto imita a la tan preciada fibra de carbono. Un detalle que añade deportividad al conjunto.
 



Anchura considerable. Creado sobre la base del modelo RZR-S con ejes ensanchados, el RZR-4 ofrece una estabilidad a toda prueba incluso cargado a tope.




Suspensiones delanteras. Aunque mantienen los recorridos de su hermano el RZR-S, la batalla más larga ofrece un comportamiento algo más equilibrado y de reacciones más suaves.



 



 



 



 



 



 




Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LOCALIZACIÓN  
Quad&jet.com es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de quad&jet.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Otros medios del grupo: Luike | Autofácil | Fórmulamoto Datos Editorial | Política de Privacidad | Aviso legal