Probamos el Polaris Scrambler 850 XP

30.05.2013 | 12:17
Polaris Scrambler 850 XP
Polaris Scrambler 850 XP

Me imagino lo que sería incluso participar en uno de los raids más duros del planeta como es el Dakar, con este nuevo Scrambler XP 850 y llegar a la meta en primera posición? Después de probarlo estoy convencido de que con pocos ATV´s podrás ir tan rápido, devorar kilómetros adentrándote en los terrenos más complicados, desafiando las leyes más salvajes de la naturaleza.

Hace unos meses tuvimos la oportunidad  se subirnos en una de las primeras unidades preserie que llegaron a España y en la toma de contacto el Scrambler 850 nos dejó un excelente sabor de boca. Pero en esta ocasión queríamos ir más allá y dispusimos de un ejemplar a estrenar, en perfectas condiciones e igual al que podrás adquirir en los concesionarios. Si bien al última hora nos comunicaron que el color mate de aquella preserie sería sustituido por un negro brillante, pocas cosas más se cambiaron, aunque evidentemente disponer de un ATV que no ha pasado por decenas de manos permite sacar unas conclusiones algo más claras de su comportamiento y rendimiento. 

POLARIS SCRAMBLER 850 XP
2 plazas carné A-B
16.500 e
Más
► Comportamiento de primera
► Potencia mecánica
► Suspensiones
Menos
► Intromisión freno motor
► Dirección a alta velocidad
► Manillar algo ancho

Polaris ha sido tradicionalmente una marca centrada en el desarrollo de ATV´s automáticos y es lo que mejor saben hacer. Tras incursiones, durante algún período corto de tiempo, donde se fabricaron quads deportivos, la dirección tomada por la multinacional norteamericana dejó este tipo de productos para centrar sus esfuerzos en las motos de nieve, los más polivalentes UTV´s y  los ATV´s que, tras muchos años, han sido la referencia en mercado.
 
"Casi el doble de todo, el Scrambler es como conducir dos quads de cuatro y medio sintiéndolos entre las piernas."
 
Así pues, la base de cilindradas, modelos y versiones se han ido depurando con el paso del tiempo, focalizando todo el trabajo en ofrecer un amplio abanico de opciones para un gran número de clientes potenciales. Por esta razón llega el Scrambler, el más potente fabricado hasta la fecha, para rellenar un hueco tan deseado por los acérrimos seguidores de la marca. Un ATV desarrollado por y para obtener las máximas prestaciones con la facilidad, versatilidad y el diseño más agresivo jamás visto en Polaris. Argumentos no le faltan para convertirse en una nueva referencia y aunque su mayor rival, el Renegade 1000 x XC tiene más cilindrada. y potencia, en la marca de Minnesota están convencidos de las posibilidades de este modelo para luchar de tú a tú con su enemigo canadiense.
 
VERIFICACIONES ADMINISTRATIVAS y TÉCNICAS
 
Como en cualquier prueba deportiva del mundo del motor, lo primero que debemos es hacer son las verificaciones administrativas que extrapoladas a  nuestro protagonista serían comprobar todos esos documentos teóricos y características que lo hacen especial.
 
La opinión  de Marc de Pablo  ( Enjoy Quads, concesionario oficial Polaris)
El Scrambler 850 es un vehículo que llevamos demandando en la gama de Polaris. Empezando por la parte más negativa de este modelo es que llega tarde. En la situación económica en la que estamos y la ventaja de Can-Am con el Renegade son factores que no juegan a su favor. El primer Scrambler  salió en el año 95, era un modelo de 2 tiempos, después en el 98 el primer cuatro tiempos con cardán trasero, luego ya lo sacaron con cadena y cardán delantero. Hasta este 850 la evolución ha sido muy pequeña, con motores que no pasaban de los 50 cv. Ahora es completamente nuevo, no comparte nada con el antiguo, lleva suspensiones independientes. Marcha larga, reductora, que antes no la llevaba, neutral, marcha atrás y posición de parking como en el Sportsman. Lleva además amortiguador de dirección que para el confort es lo mejor, además del sistema de dirección asistida eléctrico, te cansas la mitad. El sistema de frenos se aplica a las cuatro ruedas ya sea con la maneta o con el pedal. Las llantas de 14" son un detalle muy bonito y además quedan agresivas. En cuanto al motor entrega más potencia que en el Sportsman y otra de la clave del buen comportamiento de este modelo son los amortiguadores Fox, incluso suficientes para competir con la configuración de serie. Lo que más me gusta de este modelo aunque resulte extraño, es el sonido que emite su escape. Se te ponen los pelos de punta. Al llevar la homologación europea es un modelo para dos plazas, muy cómodo su asiento, las piernas quedan más justas que el anterior Scrambler. Desde nuestra perspectiva es un vehículo que con poca inversión puede ser muy competitivo en competición, así que ya estamos al habla con Polaris para formar un equipo de cara al Dakar 2014.


 
 
Por un lado, cabe destacar que en su base de desarrollo no se partió de un papel en blanco aunque, por otro lado, es enteramente nuevo con respecto al anterior Scrambler 500. Por ello, la referencia tomada fue el Sportsman 850 XPS el ATV más potente de la marca hasta la aparición de este modelo. Su mecánica bicilíndrica en paralelo ha sido exprimida con el fin de sacar unos 7 caballos más a la vez de una reducción de peso de 10 Kg. Esto significa una mejora sobre el papel en la relación peso/potencia importante y enfocada a unas mayores prestaciones dinámicas. Mezclando este avance mecánico con unas suspensiones de primera, un centro de gravedad rebajado y un look de carreras, el Scrambler 850 significa la máxima expresión en cuanto enfoque deportivo. Es como si dijéramos, un nuevo integrante de la generación de ATV´s de serie que con poca preparación sirven para participar en competiciones deportivas. Un ejemplo parecido a las motos de cross donde prácticamente se puede correr con un motor de serie y pequeños ajustes en las suspensiones. Ya me imagino el potencial de este modelo en manos de un piloto competitivo en el Dakar.
 
PUESTA  A PUNTO Y LA CARRERA
 
Está claro que para sacar a relucir todo el armamento disponible hay que habituarse a su configuración, a la postura de conducción, así como también al peso y las inercias de semejante ATV. Estamos hablando de un modelo de casi 80 CV con más de 300 Kg. de peso que suponen un trabajo extra para nuestro cuerpo. Como referencia, un quad deportivo de cross está en torno a los 175 Kg. de peso y unos 50 cv para sus 450 cc. Es como conducir dos quads de cuatro y medio sintiéndolos entre las piernas... Pero con la facilidad de su caja de cambios automática, además de un empuje y una tracción que a medida que el terreno se complica, pueden dejar atrás al deportivo más radical ya que no hay zona que se le resista por muy difícil que sea la convicción es salir sin el menor problema. Aunque para comprobarlo qué mejor que imaginarse ahí, en una carrera. Me imagino ya en la línea de salida, con la mirada puesta en el horizonte. Muchos kilómetros de especial por delante, otros tantos de enlaces, mucho polvo, arena, dunas, piedras. El Scrambler está rugiendo, el sonido de su escape es embriagador, se hace sentir en todo el conjunto. Tres, dos, uno, acelero a fondo y en pocos segundos estoy por encima de los 100 km/h, sin, ni siquiera, haber conectado aún el grupo delantero que me daría más tracción cuando la necesitase. La posición de conducción es casi perfecta, más si cabe yendo sentado. Me siento a gusto. De pie, es algo menos satisfactorio pero la sensación de control y aplomo es abrumadora. Su dirección asistida facilita la misión y rodando muy rápido habrá que estar atentos a los ligeros movimientos de su ancho manillar. A medida que las curvas se suceden permite una relajación máxima y el mínimo estrés de tus músculos, una garantía para hacer cientos de kilómetros. Y llegan las dunas, la arena suelta, allí donde extraer todo el potencial de su motor y la capacidad de tracción de sus grupos motrices. Sencilla maniobra es pulsar un botón, conectar el tren delantero e, incluso en caso necesario, poner una marcha corta. Ascender, surcar, aplicando los 77 cv a nuestro deseo y a la vez sintiendo como trabajan sus suspensiones Fox, excelentes. La cosa se complica y esos amortiguadores te sacan de todos los problema como si nada, sintiendo el conjunto totalmente bajo control. Pero aquí no acaba la cosa, llegan las zonas más ratoneras, aquellas donde el chasis, las suspensiones y los frenos deben estar coordinados para jugar a tu favor. El Scrambler no defrauda llegando a ofrecer sensaciones similares a las de un quad deportivo aunque con el doble de kilogramos. Puedes apretar el gatillo, hacer que su conjunto se retuerza y responderá. Impresionante, hacía mucho tiempo que no obtenía estas sensaciones y me agrada. Derrapa lo justo, torsiona con delicadeza y se gana tu confianza. Y si te pasas no te preocupes, te dejará aplicar todas tus fuerzas en los frenos, clavarlo y entrar en esa curva imposible para volver acelerar y poner el morro hacia el cielo. Sin palabras y eso que aún me quedan cientos, miles de kilómetros para llegar a la meta?
 
EL CAMINO CONTINÚA
 
Y así es como te puedes sentir tú a sus mandos. Imaginando que estás ahí, en un territorio desconocido, donde sólo tú y el Scrambler seréis capaces de alcanzar vuestros sueños, sin más limitaciones que las impuestas por el desgaste físico y mental ya que estamos seguros que en el apartado mecánico este nuevo modelo aguantará lo que se le eche encima, sin rechistar. Amigo Ramón, has elegido bien, muy bien.
 
FICHA TÉCNICA
 
Scrambler 850
   
Motor 4T, 4 cil., Twin
Alimentación Inyección
Cilindrada 850 cc
Refrigeración Líquida
Arranque Eléctrico
Potencia máxima 77 CV
Tracción 4x2 / 4x4 On demand
Caja de cambios Automática PVT con reductora
Transmisión secundaria Cardan
Capacidad depósito 19,9 litros
Peso en seco declarado 338 kg
Capacidad de carga del./ tras. 34 kg en total
Largo x Ancho x Alto 2.290 x 1.230 x 1.230 mm
Neumáticos 26 x 8-14 / 26 x 10-14
Chasis Tubular de acero
Suspensión delantera Dual A-Arm  229 mm
de recorrido
Suspensión Trasera Dual A-Arm  260 mm
de recorrido
Frenos delanteros 2 Discos
Freno trasero 2 Discos
Instrumentación Velocímetro, odómetro, tacómetro, trip, horas, reloj, indicador de marcha, nivel de combustible y toma de corriente de 12v.
Importador Polaris Spain
Precio 16.500 e
 
 
Su rival más directo  Can-Am Renegade 1000 X xc
 
Algo más potente y con mayor cilindrada que el Scrambler es, sin duda, la alternativa más clara y desafiante para los intereses de nuestro protagonista. Al igual que éste último el Renegade fue desarrollado a partir de la base de un hermano de gama, en este caso del Outlander. De cara a la evolución de 1000 cc y 82 cv el Renegade estrenó el chasis G2, mejoras en la refrigeración y un frontal ligeramente rediseñado. Pero el trabajo de las suspensiones también fue importante, sobre todo en el tren trasero con nuevos brazos tirados así como la incorporación de unos amortiguadores Fox similares a los equipados en el Scrambler. Además dispone de dirección asistida con tres modos de funcionamiento y diferencial delantero Visco Lok QE.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LOCALIZACIÓN  
Quad&jet.com es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de quad&jet.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Otros medios del grupo: Luike | Autofácil | Fórmulamoto Datos Editorial | Política de Privacidad | Aviso legal