Ruta BestialQuad 

El camino de Santiago

Tras más de seis meses de preparativos, todo estaba medido y estudiado para que nada fallase, los quads, las herramientas, el carro, el vehículo de asistencia, las rutas y caminos alternativos y, por supuesto, los -Bestialeros- que habíamos decidido llevar a cabo la aventura. La web Bestialquad se había propuesto realizar una ruta anual a la que pudiésemos asistir todos y, al mismo tiempo, dar un ejemplo de sensatez y cordura recorriendo el mítico Camino de Santiago en armonía entre naturaleza, peregrinos y quads.

27.06.2010 | 16:25

El camino de Santiago

En principio y como suele ser habitual en estos casos, numerosos aficionados nos contaban sus deseos de participar, incluso llegamos a contar hasta cerca de 20.

Eso nos asustaba un poco, pues todos sabemos que organizar a tantas personas y máquinas es muy complicado, sobre todo, a la hora de circular. Al final sólo quedamos cinco valientes.

Estábamos un poco tristes porque sabíamos que a muchos les hubiese gustado unirse a nosotros pero, por otro lado, esta cifra era la perfecta para llevar a cabo nuestro reto.

Un reto que no era otro que llegar a la Plaza del Obradoiro a las ocho de la mañana y, de alguna manera, convertirnos en representantes de todo un colectivo orgulloso, educado y deseoso de mostrar nuestra cara más amable y respetuosa, tanto con los peregrinos como con los viandantes y la naturaleza en general.

La primera noche en el Albergue estaba a punto de producirse. Fuimos recibidos por el dueño del citado establecimiento
El camino de Santiago
En el monumento al Peregrino compartiendo los quads para inmortalizar el momento.

Temores



La impaciencia era ya una constante entre nosotros, pero también nos atenazaba el pequeño temor que siempre acompaña a estas aventuras por lugares desconocidos.

En nuestro interior nos preguntábamos: ¿seremos capaces de conseguirlo? ¿nuestros quad/ATV aguantarán?, ¿cómo nos acogerá la gente y, más concretamente, los peregrinos? Ya faltaban pocas jornadas para obtener la respuesta a todas nuestras preguntas.

Un semana, pero por delante nos esperaban 1.700 km desde Errentería (Guipúzcoa) hasta Santiago de Compostela, ida y vuelta.

Pantera, Repúblika y Drakis del Grupo de los -Panteras del Norte-, de Guipúzcoa, y Guille de Almoharin (Cáceres). Todos nos reuniríamos a la nueve de la mañana en la Herriko Plaza o Plaza del Pueblo de la localidad Guipuzcoana de Errentería.

Frente a su Ayuntamiento y con nuestros quads, posábamos en la primera foto de las innumerables que la seguirían.

La Policía Local había desplegado a cinco agentes con la intención de cortar el tráfico para que no tuviésemos problemas al circular por la zona peatonal y salir en dirección prohibida.

Varios curiosos se acercaron a despedirnos y hasta se animaron a aconsejarnos cuando se enteraron de nuestras intenciones. Ahora ya sólo quedaba emprender la marcha en nuestra ruta por Santiago de Compostela.

El camino de Santiago
El comienzo de la aventura, frente al Ayuntamiento de Errentería (Guipuzcoa).

1ª Etapa



La primera etapa a la que nos enfrentamos era de unos 240 km desde Errentería hasta la localidad burgalesa de Belorado, donde se nos uniría Macgyver, un componente de Sancugat del Vallés (Barcelona).

Poco a poco fuimos abandonando nuestro pueblo y, por lo tanto, nuestro hábitat. El pulso subía, la aventura había comenzado.

El que más se sacrificó en este primer momento fue Drakis, que se hizo cargo del vehículo de asistencia. Los quads salieron en una dirección mientras que el vehículo iría por un camino más fácil y confortable.

El encuentro se produjo con dos horas de retraso debido al paso de los quads por localidades con una alta densidad de tráfico.

La primera noche en el albergue estaba a punto de producirse. Fuimos recibidos por el dueño del citado establecimiento, con gran agrado, y prueba de ello es que rápidamente nos informó de que podíamos dormir bajo techo, lo que agradecimos enormemente.

El camino de Santiago
Una de las carreteras secundarias que recorrimos durante las primeras jornadas.

2ª ETAPA Belorado (Burgos) -Mansilla de las Mulas (León)

No recuerdo muy bien la hora exacta a la que nos levantamos, pero sí el nerviosismo que se notaba en el ambiente.

Macgyver era el más activo, el más deseoso de poner las máquinas en marcha y comenzar la aventura.

Tras el desayuno, realizamos un inspección de las partes vitales de nuestras máquinas como el aceite, engrase de la cadena del Raptor, etc.

Había llegado el momento de lanzarnos y Drakis se volvió a hacer cargo del vehículo de asistencia.

Durante unos kilómetros mantuvimos la misma ruta pero en No recuerdo muy bien la hora exacta a la que nos levantamos, pero sí el nerviosismo que se notaba en el ambiente.

Macgyver era el más activo, el más deseoso de poner las máquinas en marcha y comenzar la aventura.

Tras el desayuno, realizamos un inspección de las partes vitales de nuestras máquinas como el aceite, engrase de la cadena del Raptor, etc.

Había llegado el momento de lanzarnos y Drakis se volvió a hacer cargo del vehículo de asistencia. Durante unos kilómetros mantuvimos la misma ruta pero en

De nuevo la amabilidad de la gente y de los agentes de la autoridad fue palpable
Pese a nuestra escasa experiencia mecánica, conseguimos dar con el problema y lo resolvimos de manera provisional porque un cable de la maneta izquierda que va al embrague se desajustaba de su posición y hacía que el quad no rindiese de manera óptima.

Macgyver estaba asustado ante la posibilidad de que el Raptor no pudiese llegar a la Plaza del Obradoiro. Por eso, cuando pudo escuchar el sonido acompasado del motor, no pudo evitar darnos un abrazo en el que nos terminamos fundiendo los cinco.

Sin embargo, el retraso acumulado de dos horas hizo que el resto de la ruta hasta Mansilla de las Mulas lo realizásemos enteramente por carretera.

No obstante, pasamos a saludar a Ricardo, propietario de QuadManía en León, que solucionó rápidamente los problemas del Raptor y dio algún retoque a los ATV.

El camino de Santiago
La foto más esperada con nuestros quads en la Plaza del Obradoiro (Santiago de Compostela).

3ª Etapa

Desde Mansilla de las Mulas (León) hasta Arzúa (La Coruña), nos esperaban unos 300 kilómetros en la que sería nuestra etapa más larga.

El kilometraje no nos asustaba, pero sí atravesar León. Y no nos equivocamos porque, al final, tardamos más de lo esperado aunque pudimos llegar a Astorga para almorzar.

Una parada obligatoria para obsequiar nuestra vista con los numerosos monumentos que presenta al viajero.

De nuevo, la amabilidad de la gente y de los agentes de la autoridad fue palpable. Muchas eran las cámaras fotográficas que nos apuntaban a nuestro paso y hasta una joven azafata nos requirió para posar junto a uno de los quad.

Sin embargo, la climatología quiso ser protagonista por lo que deberíamos de tomar la decisión de seguir el camino original por Los Ancares (con una niebla intensa) o seguir la carretera principal que nos llevaría a Ponferrada. Optamos por lo segundo y creo que acertamos.

De todas las maneras, nos quedaba la vuelta y esperábamos poder contemplar esa bella zona con la tranquilidad de los deberes hechos.

Después del calor agobiante de la mañana, cuando llegamos a Arzúa nos recibió una fuerte lluvia y un frío que nos obligó a utilizar los puños calefactables.

La etapa que mas temíamos había pasado y ya sólo nos quedaban 40 km escasos para lograr nuestro objetivo.

Como siempre, nos soprendió el buen trato recibido del dueño del albergue y de los peregrinos que se disponían a pasar la noche allí.

Nos subieron la moral porque charlamos durante largo rato con viajeros de Valencia, Sevilla y hasta de Japón y Alemania. Cenamos en la armonía que te da el sentirte uno más de la familia peregrina.El camino de Santiago
En los Ancares coincidimos con un peculiar peregrino francés y su burro Valentín.

4ª Etapa



Si la anterior era la más larga, esta era la etapa más corta. De Arzúa a Santiago de Compostela recorreríamos 40 km, pero tendríamos que estar a las ocho de la mañana en la Plaza del Obradoiro tal y como nos había permitido la Concejalía del Ayuntamiento de Santiago.

Para ello, nos levantamos a las cinco y media y, aún, nos sobró el politono de la alarma de nuestros móviles porque los nervios eran evidentes.

Todavía era de noche cuando emprendimos la marcha rumbo a nuestro objetivo y con una espesa niebla que nos ralentizaba considerablemente.

Llegamos hasta el Monte do Gozo y allí dejamos nuestro vehículo de apoyo para que los cinco pudiéramos rendir honores al Apóstol Santiago.

A pesar de la hora, los peregrinos eran ya numerosos.

En muchas ocasiones conducíamos nuestros quads con una sola mano porque con la otra saludábamos a todos aquellos que se giraban al vernos pasar.

Estas muestras de civismo y complicidad y estar cada vez más cerca de la Plaza hacían que los nervios nos atenazasen. La ciudad se acercaba y la espesa niebla parecía que la cubría por completo.

La entrada a la Plaza, a esa inmensa Plaza con la que soñábamos desde que todo esto comenzó, fue de las que no se olvidan.

De esas que quedan para siempre en la retina, en el disco duro de nuestras mentes. Mirando hacia la izquierda, hacia la derecha, estacionamos nuestros quads en el centro. Algunos bajamos y besamos el suelo.

Un acto simbólico de agradecimiento a esta tierra y a sus gentes y, al mismo tiempo, una demostración de que los sueños se realizan.

Fotos y más fotos, así durante cuarenta y cinco minutos que permanecimos enclavados en esta carismática plaza. Bestialquad había logrado su objetivo.

Todos pensábamos en las distintas personas a las que brindábamos el logro de esta gran aventura.

En algunos casos, seres queridos que ya no están con nosotros, familiares de muy avanzada edad y, como no, todas esas personas que como nosotros aman este mundo del quad.

Ahora ya sólo nos quedaban 850 km que podríamos realizar sin prisa, aunque siempre con una población a la que llegar para pasar la noche.

Nuestro regreso fue sosegado, con una climatología mucho más favorable y tomándonos nuestro tiempo en lugares míticos como Cruz de Ferro en los Ancares leoneses para colocar la pegatina de Bestialquad.

No faltaron las fotos con los peregrinos que se subían a nuestros quads para llevarse una foto de recuerdo, una buena manera de recordarnos que esta afición no está reñida con nada ni con nadie. Sólo debe imperar el respeto y, de eso, íbamos sobrados.

Simplemente deciros que nuestra aventura terminó sin ningún incidente y con una cara de felicidad en nuestro rostros porque va a tener que pasar mucho tiempo hasta que olvidemos todo esto.

Nos gustaría mandar un gran abrazo a todo aquellos que bien andando, en bici, en caballo, en moto o en quad, tienen o han tenido como objetivo el Camino de Santiago.

El camino de Santiago
El momento del almuerzo era todo un acontecimiento para todos nosotros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Redes Sociales quadandjet

Precios de coches nuevos

precios coches nuevos

Precios de coches nuevos

Antes de de comprar un coche, consulta los precios de coches nuevos, ofertas y descuentos. Precios de cada marca: Seat, Citroën, Ford, Renault, Volkswagen, BMW.

Consulta los mejores descuentos

 

  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LOCALIZACIÓN  
Quad&jet.com es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de quad&jet.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Otros medios del grupo: Luike | Autofácil | Fórmulamoto Datos Editorial | Política de Privacidad | Aviso legal