PRUEBA 

See Doo Spark personalizada

22.08.2014 | 01:54
See Doo Spark personalizada
See Doo Spark personalizada

Sin duda Sea Doo nos ha sorprendido a todos revolucionando de nuevo el mundo de las motos acuáticas, con un modelo contenido y multitud de posibilidades para personalizarlo.

Lo cierto es que me encontraba un poco escéptica antes de probar la Spark, pero todas mis dudas se diluyeron gratamente en la primera toma de contacto con la moto. Un casco ligero, motor de 60 ó 90 cv, el diseño que no pasa desapercibido.... Pero, ¿es que vamos a regresar al pasado y volver a los primeros cascos de XP? El concepto es ese, pero definitivamente, ¡mucho mejor!

Ya se ha hablado mucho de los bajos consumos del motor 900ACE proveniente de las motos de nieve, del nuevo casco Exoskel de Polytec...tecnicismos que a todos nos interesan y en los que Sea Doo ha puesto el alma para ofrecernos algo que nos dejase perplejos. Todo es nuevo y, además de todas estas nuevas sorpresas, resulta que, económicamente hablando, es la moto más accesible del mercado. Creo que no se puede pedir más. Es un sueño hecho realidad para muchos concesionarios que desean llegar al mayor número de público posible, con productos en los que los aficionados puedan iniciarse en este deporte sin que les frene un desembolso importante de dinero. Analizando por fuera la nueva producción de Sea Doo, me decidí a probar primero la Spark de dos plazas, ya que por mi peso y estatura es perfecta. La primera sensación que transmite es ser una moto súper compacta y fuerte, en la que no hay tapas, retrovisores, tambuchos, accesorios fantásticos que, sinceramente, no necesito para divertirme. Y eso es lo que puedes hacer con una Spark de dos plazas, jugar, tumbar, saltar, divertirte... pero siempre con mucha eficacia en los movimientos y con ese algo más de potencia que te ayuda a no necesitar mucho más. Desde 6.799€euros.

La Spark de tres plazas responde genial a la recepción de olas, no sólo por el diseño del casco, sino por el material, esa mezcla de fibra de vidrio y polipropileno inyectado que absorbe muy bien las envestidas del mar y evita los golpes secos. La ligereza de todo el conjunto hace que el motor no se quede corto y además, podemos seleccionar el modo Sport, que siempre da ese plus que nos hace sentir más racing. Y si esto no es suficiente, que lo dudo, existen profesionales como Jesús García del concesionario MRG en Sevilla que ofrece re-programaciones del módulo electrónico para que nuestra Spark pueda obtener los 110 CV.


Creo que la Spark va mucho más allá de ser un modelo de iniciación, muchos campeones del mundo la han probado y todos han disfrutado. Con la Spark puedes entrenar, puedes reír con tus amigos, su diseño llama a la diversión y no tienes que preocuparte de grandes consumos ni problemas mecánicos. La reparación de roturas de casco o de posibles problemas mecánicos se han facilitado al máximo, pudiendo acceder al motor quitando tan sólo unos pocos tornillos que separan las dos partes del casco, y de esta manera se reduce el coste de mantenimiento al nivel más básico.

Tu primera moto puede ser una Spark, pero también puede ser tu segunda moto para hacer locuras y disfrutar como un niño con zapatos nuevos. Y ya para rizar el rizo, ¿quién no quiere estar a la moda? ¿Cuál es la última tendencia? Pues las customizaciones o personalizaciones de motos y Sea Doo con la Spark ha pensado en ello. Por eso nos ofrecen una amplia gama de accesorios y kits de adhesivos que a mí me parecen ideales. Yo ya estoy enamorada de unos cuantos.

Como sé que os estáis preguntando cuáles son los accesorios que Sea Doo ofrece para personalizar la Spark, aquí os detallo todos ellos. En cuanto a la imagen y el diseño de la moto, a los cinco colores que se ofrecen por modalidad de dos y tres plazas, existen disponibles 20 kits gráficos Attitude para que decores la moto a tu antojo, permitiendo diferenciarla de las de tus amigos. La escasez de espacios para transportar cosas es uno de los hándicap que evidencia la moto, y para subsanar eso, la compañía ofrece un kit de caja y tapa con la que poder transportar algún que otro accesorio de manera no estanca.


Ofrece también una bolsa para colocar en la parte trasera y poder llevar más accesorios como las gafas de buceo o las aletas. El parasol ofrece protección tanto navegando como en tierra después de una excursión ya que es muy fácil de poner y quitar. A la moto se le puede añadir un escalón de embarque de popa, que se puede adquirir por separado.

Puestos a equipar la moto, qué mejor accesorio que la marcha atrás y el freno, accionados mediante una palanca de accionamiento manual en el lado izquierdo de la moto que pone en marcha el patentado sistema iBR de Sea Doo. Existen unos protectores laterales de caucho formados por tres piezas, diseñados específicamente para este modelo, que protegen a la moto de roces en el casco. A su vez, Sea Doo también presenta unas defensas de uso rápido, para atracar la moto libre de toques indeseados, que se pueden instalar fácilmente gracias a unos orificios ya preformados delante y detrás de la moto.

Todos estos extras vienen complementados con una amplia línea de ropa específica Spark para pilotos y acompañantes con los que diferenciarte aún más dentro y fuera del agua. Con la Spark, Sea Doo crea una nueva visión de las motos acuáticas muy acertada a mi juicio, y las ventas a nivel mundial ya presagian que pronto se agotarán las unidades disponibles para el 2014, así que los indecisos o rezagados pueden verse en la tesitura de tener que esperar al 2015 por su Spark.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LOCALIZACIÓN  
Quad&jet.com es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de quad&jet.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Otros medios del grupo: Luike | Autofácil | Fórmulamoto Datos Editorial | Política de Privacidad | Aviso legal