Reportaje Buggy - Se celebra en la selva amazónica desde hace 10 años 

La F1 del barro

Al noreste de la selva brasileña, en la ciudad de Alto paraíso, cada año una veintena de jóvenes pilotan, sin parar de derrapar en el barro, monoplazas artesanales... impulsados por antiguos generadores diesel. ¿a qué aspiran? ¿A la gloria? Nada de eso: a ganar una Moto de 125 cc. Cuando la ciudad -situada en el estado de Rondonia- se fundó a finales de los años 80, los caminos eran tan malos que no había vehículo que los soportara -las carrocerías simplemente se desmontaban-.

02.08.2011 | 20:08

Por eso, la gente tuvo que ingeniar un automóvil que soportara ese trato...". El resultado fueron una especie de buggies con suspensiones de antiguos Jeep y motorizados por generadores diésel usados en las minas de cobre locales.

La gente del lugar pronto empezó a llamarlos 'Jerico motorizados', lo que en portugués quiere decir, literalmente, 'burros con motor'.

Hoy día, cerca de 40.000 personas peregrinan, año tras año e incluso desde estados vecinos, a este 'Jericódromo' para ver a sus héroes en acción.

¿Héroes?...Bueno, a los pilotos de la F1 actual se les asocia, inmediata e irremediablemente, con la fama y la riqueza, mientras que a los pilotos vencedores de la Carrera de Jerico la 'fortuna' les llega si ganan el primer premio: una motocicleta Honda de 125 cc completamente nueva -de hecho dos, ya que la Carrera de Jerico está dividida en dos categorías: una para motores monocilíndricos y otra para bicilíndricos-.

Por otro lado, está la recompensa del poder y la gloria... a escala local; por ejemplo, el piloto Silvinho do Jerico ha sido elegido alcalde, aunque su fama se ha visto eclipsada por culpa de dos hermanos.

Y es que a Melquisedeque y Cefas de Lara la prensa local les ha apodado como 'los hermanos Schumacher de Alto Paraíso'; algo que no deja de ser injusto, ya que Ralf nunca ganó ningún campeonato de F1... y 'Melqui' -para los amigos- es el actual campeón en la categoría de motores bicilíndricos y Cefas, el de la de monocilíndricos.

Curiosamente, el último rival de Cefas fue el propio Silvinho, que ganó las pruebas de 2006 y 2007, antes de que Cefas se alzara con la victoria en las ediciones de 2008, 2009 y 2010.
F1 del barro (4)


El barro es enemigo de los pilotos y de los Jerico, ya que puede colapsar las partes móviles de su motor. Son tan rudimentarios -nada es eléctrico- como ruidosos... pero no son "a prueba de barro"
"La época en la que podías ganar la carrera con tu Jerico 'de diario' pasó hace años", señala Melqui mientras hace los últimos ajustes en su 'burro'; "ahora, para ganar, tienes que construir uno de carreras".

Un vistazo a su bólido revela su peculiar concepción: de entrada, su motor va situado en posición central... pero ligeremente colocado a la derecha, esto se debe a que, como el piloto está ubicado a la izquierda, así se asegura que el reparto de pesos sea similar en las cuatro ruedas.

El Jerico de Melqui parte del chasis de una VW Kombi (la pequeña furgoneta de VW), toma la suspensión delantera de un VW Golf, los frenos de un Fiat, la suspensión trasera de otra Kombi y, además, cuenta con un sistema de tracción artesanal, fabricado por el propio Melqui a partir de una caja de cambios tomada de un viejo Jeep.

¿Y el motor?

Se trata de un generador diesel Yanmar que, en origen, entregaba 27 CV. "Pero es imposible ganar la carrera con menos de 50 CV", argumenta Melqui, "así que conseguimos más potencia aumentando el régimen de giro, pero también instalando pistones más ligeros y montando inyectores de combustible de mayor caudal".

Pese a las modificaciones, el vehículo sigue emitiendo el inconfundible 'pop-pop-pop' de los propulsores diesel... aunque, ahora, ofrece prestaciones mucho mayores.

"Con mi Jerico -monocilíndrico- he alcanzado los 90 km/h en autopista... el de Melqui seguro que supera los 100 km/h en carretera", asegura Cefas.
F1 del barro (3)


Mediada la tarde, en el "Jericódromo" apenas hay luz; una mala trazada y tragarás -aún más- barro en la cuneta. Abajo, Melquí y Cefas en su garaje.
Caballeros...arranquen sus 'Jericos'

Con más de 40ºC de temperatura, arranca la clasificación. El proceso es muy sencillo: para cada categoría se establecen sucesivas rondas de clasificación en las que cuatro Jerico ruedan durante cuatro vueltas y sólo los dos primeros se clasifican para las siguiente ronda.

Éstas se van sucediendo entre barro -y más barro-, salidas de pista, espectaculares choques y visitas de los pilotos a los boxes para 'reparar' en lo posible sus bólidos... y lavarse los ojos. ¿El uso de gafas de protección? Está descartado "porque se ensucian demasiado rápido", afirman los pilotos.

Al final de la tarde, cuando todo el circuito apesta ya a gasoil, tienen lugar la carrera final. Para la de la categoría de motores monocilíndricos, tanto Cefas como Silvinho -los favoritos-, se han clasificado sin problemas, pero el constante marcaje al que se someten, rodando en paralelo, acaba con ambos fuera de la pista en la primera curva.

Es el momento de Marcelo Borgorni, el nº 4, que tras una impresionante salida no abandona el primer puesto hasta la línea de meta. Es la primera vez, tras siete años de participación, que Marcelo gana la carrera.

Por su parte, en la categoría bicilíndrica, Álex se ha quedado fuera de la gran final -se salió en la última ronda de clasificación-, que parece será un paseo para Melqui.

Pero sucede lo impensable y, en la vuelta dos, cuando Melqui marcha primero, hace un trompo y queda último. Recupera una posición cuando el tercer clasificado rompe su caja de cambios y, más tarde, empuja al segundo fuera de pista.

Ya en la última vuelta, la presión del campeón es demasiada para un joven Ismael que va primero y que, en la curva cinco, realiza una mala trazada y acaba hundido en un charco de barro; el público se vuelve loco mientras Melqui recorre los últimos metros hasta cruzar la línea de meta.

Y así se resume la Carrera de Jerico: vencedores, vencidos... y toda la gente saltando en el lago de barro de la curva cinco tras la carrera. Se ha puesto el sol y el viento hace que, con las ropas mojadas y llenas de barro, la gente tenga frío. Sin embargo, no hay que preocuparse, hay suficiente Johnnie Walker para mantenerse calientes.
F1 del barro (2)


La gran final de cada categoría se disputa, como las rondas de clasificación, a cuatro vueltas. Abajo a la derecha, Melquí celebra su victoria. Tras la carrera es tradición que el público se lance al barro, el otro protagonista de la "carrera".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Redes Sociales quadandjet

Precios de coches nuevos

precios coches nuevos

Precios de coches nuevos

Antes de de comprar un coche, consulta los precios de coches nuevos, ofertas y descuentos. Precios de cada marca: Seat, Citroën, Ford, Renault, Volkswagen, BMW.

Consulta los mejores descuentos

 

  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LOCALIZACIÓN  
Quad&jet.com es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de quad&jet.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Otros medios del grupo: Luike | Autofácil | Fórmulamoto Datos Editorial | Política de Privacidad | Aviso legal